sábado, 25 de febrero de 2017

PGM: La línea Hindenburg

La “inexpugnable” Línea Hindenburg
Por Rafael Mariotti

La línea Hindenburg era un vasto sistema de defensas en el noreste francés durante la Primera Guerra Mundial. Fue construido por los alemanes durante el invierno de 1916-1917 (diciembre 1916-marzo 1917). La línea se extendía por cerca de 160 kilómetros desde Lens cerca de Arras hasta el río Aisne cerca de Soissons.

La decisión de construir la línea fue tomada por los generales Paul von Hindenburg y Erich Ludendorff durante las fases finales de la Primera Batalla del Somme. La línea fue construida a lo largo de una saliente en el frente alemán, de tal manera que al retirarse a esta línea, el ejército alemán en realidad estaba acortando su frente. La longitud total del frente se redujo en 50 kilómetros y permitió a los alemanes liberar 13 divisiones del frente y pasarlas a la reserva.

La retirada a la línea comenzó en febrero de 1917, y el territorio entre la vieja línea del frente y la nueva fue devastado a mediada que el ejercito alemán empleaba la táctica de tierra arrasada. Las fortificaciones comprendían casamatas de hormigón y nidos de ametralladoras, densos anillos de alambradas de púas, túneles para el movimiento de tropas, trincheras profundas, reductos y puestos de mando. A una distancia de 1 kilómetro en frente a las fortificaciones existían puestos de vigilancia ligeramente ocupados, que servían como una línea de escaramuzas: retrasando y molestando el avance enemigo.

La línea estaba dividida en cinco sectores, denominados de norte a sur:

Wotan Stellung
Siegfried Stellung
Alberich Stellung
Brunhilde Stellung
Kriemhilde Stellung

De estas, se consideraba como a la más fuerte a la línea Siegfried.

El Alto Mando Alemán consideraba la nueva línea como inexpugnable. Sin embargo fue rota durante la batalla de Cambrai en 1917 por un ejército ingles que incluía tanques, y fue exitosamente atravesada en la Batalla de la Línea Hindenburg durante la Ofensiva Aliada de los Cien Días en septiembre de 1918.


La linea Hindenburg cerca de Bullecurt

La línea Hindenburg en el bosque de Argonne.

viernes, 24 de febrero de 2017

Mesa de diseño: Proyecto Tipo 05 (China)

Proyecto de MBT Type 05 (China)

Por ahora solo una fantasía de un internauta chino. No hay ninguna referencia real todavía. De ser cierta sería un cambio radical en el diseño de tanques chinos, más parecidos a los moldes occidentales (más precisamente, muy parecido al Merkava israelí) que a los rusos.





jueves, 23 de febrero de 2017

Historia Argentina: Fábrica de Artillería de Buenos Aires

Fábrica de Artillería de Buenos Aires

Dada la escasez de material de artillería, debida en parte a la necesidad de enviar tropas a diversos frentes de guerra, y a la pérdida de material en diversas derrotas las autoridades de la Revolución de Mayo resolvieron establecer una fábrica de cañones. La falta de técnicos, mano de obra y materia prima eran problemas insuperables, hasta que se presenta a las autoridades Ángel Monasterio. Nacido el 28 de Febrero de 1777 en Santo Domingo de la Calzada, provincia de Logroño, Monasterio ingresa a la Real Academia de San Fernando, donde estudia dibujo y escultura, en los que se distingue de tal modo que es nombrado Académico de Merito. En 1810 es destinado al Río de la Plata en 1810 por la Junta Central de la Administración .

Se identifica con el espíritu y los móviles de la causa patriota, a cuyo servicio se entrega. Luego de estar preso en Montevideo por cuatro meses, en Noviembre de 1811 pasa a Buenos Aires, incorporándose al ejército como capitán de artillería, siendo destinado al estado mayor de ese arma. En 1812 es comisionado para erigir las baterías "Libertad" e "Independencia" en Rosario. En 1812 es comisionado para erigir la fábrica de cañones, motivo de este trabajo.




Maquinarias, hornos y cañones 

En mayo de 1812 el Triunvirato le encarga el montaje de una fundición en el edificio de una iglesia destechada de la Residencia, que se hallaba situada en las actuales calles Defensa y Humberto Primo. Monasterio se vio obligado a diseñar y construir las maquinarias necesarias, construyendo un horno también de su propio diseño, ya que a las cuatro horas de haberle cargado el metal, ya estaba en estado de perfecta fusión, mientras que los modelos de "Reververo" usados generalmente en Europa en ese lapso de tiempo apenas estaban candentes. Solo una vez haba vio fundir cañones en Sevilla, pero esto le bastó para establecer y dirigir con éxito la fábrica de cañones de Buenos Aires.

Con mucha razón, Mitre lo llamó "El Arquímedes de la Revolución" En base a extensas y concienzudas lecturas, Monasterio, estaba bien versado en las ordenanzas reales, que establecían el desempeño de oficiales en fábricas de artillería, pólvora y otros implementos de guerra. en sus labores, sería asistido por Simón Aráoz, otro español quien tenia cierta experiencia en los trabajos de fundición de metalles. Solo un mes después, el 22 de Julio de 1812 realiza Monasterio el primer ensayo de fundición: un mortero cónico á la Gumer de calibre 12 pulgadas (305 mm) que fue llamado "Tupac Amarü". El 15 de agosto se completa el segundo mortero de ese tipo, denominado "Mangoré"

Ambos fueron trasladados, con grandes dificultades a Montevideo donde fueron montados en batería en un punto estratégico escogido por el coronel von Holmberg. Los gigantescos morteros dispararon sus primeras granadas contra la fortaleza realista de Montevideo el 13 de Septiembre de 1813. Alarmados por la potencia de estas piezas, los realistas estacionaron un vigía en el campanario de una iglesia, para que, al distinguir los fogonazos, los anunciarla al público con dos campanadas. Durante el bombardeo, que se prolongó hasta el 1o de Octubre, ambas piezas dispararon 295 bombas contra la posición enemiga. El 11 de Diciembre se prueban dos nuevos cañones de calibre 8, destinados para el Ejército del Perú, así como un tercer mortero de 12 pulgadas que en honor al director de la fábrica fue llamado "Monasterio".

Esta pieza se encuentra en el Museo Histórico Nacional, en Plaza Lezama, Buenos Aires. A comienzos de 1814 es ascendido a coronel y nombrado jefe del Regimiento de Artillería de la Patria. Los primeros cañones fundidos en esta planta fueron cuatro de bronce de calibre 8, que fueron probados el 11 de Marzo de 1814. Estas piezas, que salieron perfectas fueron asignadas al Regimiento de Artillería de La Patria. En el primer año de actividad la fábrica produjo 22 cañones de campaña de calibre 4 de bronce, y tres de montaña de calibre 6. Durante 1816 y 1817 la actividad se reduce, siendo producidos dos piezas de bronce de a 6 llamadas "El Vigilante" y "El Chacabuco". Otra pieza fundida en este arsenal denominada "El Inexpugnable" fue llevada a Chile por San Martín, con el Ejército de Los Andes, y hoy se encuentra en el Museo Militar de Santiago de Chile. Monasterio perece ahogado en 1817 al regresar de un viaje a Río de Janeiro.

Hallazgos de sus restos 

La Escuela Nº 26, ubicada en San Juan al 300, en el barrio de San Telmo tuvo una noticia que revolucionó a los maestros y a las autoridades, quienes ya planean un museo en el lugar. Todo es por el hallazgo de los restos de una fábrica de cañones de principios del siglo XIX. El descubrimiento tuvo lugar durante las tareas de ampliación del jardín que funciona en el colegio. 
Según esos documentos históricos, la fábrica funcionó entre 1813 y 1822, año en que se mudó a la zona de la Plaza Lavalle, frente a Tribunales. Para la misma época se puso en funciones la fundición de la provincia de Jujuy. "Ambas hacen a nuestra Independencia", destacó Weissel tras una recorrida junto a Clarín y al ministro de Educación porteño Mariano Narodowski, quien se comprometió ante las autoridades a terminar la obra lo más pronto posible y conservar el lugar por su "alto valor histórico".

La idea de los expertos es seguir excavando en toda la manzana, donde hay otros edificios históricos como la Iglesia San Pedro Telmo, que data de 1734. Hasta ahora, sólo encontraron restos de escoria (la basura de la fundición), minerales de cobre, ladrillos coloniales, pedazos de cerámica y de vidrio, y carbón mineral, que se usaba como combustible.


 


Fuentes 

  • Martí Garro, Pedro E, Coronel de Artilleíra (R.E.) Historia de la Artillería Argentina (Comisión del Arma de Artillería "Santa Barbara ", Buenos Aires, Argentina, 1982) pag. 325-327.
  • Addenda: Lo siguiente proviene de un periódico chileno de aquella poca: El Monitor Araucano Tomo II. N° 61. Viernes 15 de Julio de 1814.
  • "Buenos Aires. Las cartas... Estado de la fábrica de fusiles. 
  • Poder Local

miércoles, 22 de febrero de 2017

Escopetas: NORINCO/Hawk Industries (China)

Escopetas semiautomáticas NORINCO/Hawk Industries (China)


La escopeta semiautomática Hawk modelo SF28WB, en la configuración de caza. Observar que utiliza el alimentador tubular debajo del cañón más común.
Hawk Group ©


Escopeta semiautomática Hawk de la policía (arma anti-motín de 18.4 milímetros en nomenclatura china), con el alimentador de caja y la culata plegable
Hawk Group ©


Escopeta de polícia Hawk Type 97-1 (escopeta antidisturbios de 18.4mm Type 97-1) con culata fija.
© Hawk Group

La escopeta semiautomática de policía Hawk bullpup (arma anti-motín de 18.4 milímetros en nomenclatura china), con el alimentador de caja
Hawk Group ©



Escopeta antidisturbios Hawk de 18.4mm Type 97-1 (12 gauge police shotgun) usada por un oficial de la policía militar.



Type 97-1Hawk pumpHawk bullpuppump
Tipoescopeta de acción de bombeo
Calibre12; camarizada 76 mm / 3"
Longitud940 mm (culata fija) / 37"840 mm / 33"670 mm / 26.4"
Peso~ 3.1 kg / 6.8 lbs3.2 kg / 7 lbs3.1 kg / 6.8 lbs
Cargador5 tiros en cargador tubular bajocañón5 tiros en cargador removible5 tiros en cargador removible

La compañía china Hawk Industries produce una línea de las escopetas semiautomáticas para propósitos de caza y de seguridad/policía, que presumiblemente se basan en las escopetas americanas Remington 1100 semiautomáticas (aunque esta información todavía no se confirma). Los modelos semiautomáticos civiles de formación de Hawk con los alimentadores tubulares se venden fuera de China continental bajo variedad de nombres, exportada a menudo con la corporación de NORINCO. Parece que las versiones de la misma escopeta, pero adaptado para los alimentadores desmontables propietarios de una caja se piensan sobre todo a las ventas de exportación del gobierno, como ésos fue demostrado en varios las exhibiciones internacionales Militares y de Policía/Seguridad. Una versión más compacta bullpup también se produce, y fue exhibida en varios exhibiciones.





Las "armas semiautomáticas anti-motín de 18.4 milímetros" Hawk (18.4mm es un equivalente métrico del calibre 12) son escopetas autocargantes a gas. Ésos son inusuales al usar los alimentadores desmontables propietarios en forma de caja (al parecer iguales según lo utilizado a las escopetas Type 97-1 de acción a bomba del mismo fabricante). Las escopetas "estándar" de configuración de policía de esta línea se ajustan con culata plegable, la mordaza de pistola y el miras tipo fusil; las escopetas configuradas bullpup se ajustan con las miras fijas integrales al mango de transporte. Parece que las culatas bullpup son una cáscara plástica, empernada sobre el receptor estándar.

World-Guns

martes, 21 de febrero de 2017

Munición: 4.6x36mm H&K

Munición 4.6 × 36 mm
Wikipedia



4,6 × 36 mm

Tipo Munición de rifle
Lugar de origen Alemania Occidental
Historia de producción
Diseñador Dr. Gunther Voss
Diseñado a principios de 1970
Fabricante Heckler & Koch
Producción de 1970
Presupuesto
Tipo de caja Rimless, cuello de botella
Diámetro de la bala 4.7 mm (0.19 in)
Diámetro de la base 8,9 mm (0,35 in)
Longitud de la caja 36.0 mm (1.42 in)
Longitud total 49.5 mm (1.95 in)
Presión máxima 353 MPa (51.200 psi)
Rendimiento balístico
Masa  de la bala/ tipo energía de velocidad
2,70 g (42 gr) FMJ 857 m / s (2,810 pies / s) 976 J (720 ft.libf)
3,5 g (54 gr) FMJ 780 m / s (2,600 pies / s) 1,065 J (786 ft · lbf)
Longitud del cañón de prueba: 381 milímetros (15.0 in)
Fuente (s): Armas de Infantería de Jane 1975 [1]


El 4,6 × 36 mm es un cartucho desarrollado por Heckler & Koch para su fusil de asalto experimental HK36 de los años setenta. Cuando el rifle no fue puesto en servicio por ninguna fuerza militar, su munición no fue utilizada para ningún otro diseño de arma. La característica principal que marcó la bala aparte de sus contemporáneos era el uso de una "extremidad cuchareada" (alemán: Löffelspitz): la extremidad tenía una área cóncava en un lado [1] que fue pensado para hacer la bala "caer "Después de golpear un objetivo, con el fin de darle mayor poder de frenado que una pequeña bala de alta velocidad que de otro modo tendría.

Desarrollo

En los años 70, la munición para los rifles militares vio una reducción en el calibre, inspirada en gran parte en la bala americana 5.56 × 45mm usada en el rifle de asalto M16. En un esfuerzo por crear un arma con bajo retroceso, bajo peso, una trayectoria plana y una alta probabilidad de incapacitar a su objetivo, Heckler & Koch diseñó el rifle HK36 junto con la munición de 4,6 × 36 mm.


Tipos de cartuchos

Se desarrollaron dos variantes de la munición, una con un núcleo blando y otra con un núcleo duro, la primera destinada al uso contra el personal, esta última contra dianas duras y para penetrar en la cubierta. Ambos eran municiones con revestimiento de metal completo, la bala de núcleo blando que tenía un núcleo de plomo, mientras que la de la bala de núcleo duro estaba hecha de carburo de tungsteno. [1]


Calibre 4.6x36mm (izq) comparado con el 5.56x45mm (der)




lunes, 20 de febrero de 2017

España: Quejas por los costos de mantenimiento de los blindados

El Ejército mantiene sus blindados de combate con ofertas a precio de chatarra
Las empresa ofertan rebajas de casi el 90% en repuestos y mano de obra
Miguel González | EL PAÍS

¿Confiaría el mantenimiento de un Mercedes de alta gama a un mecánico que cobrase 7,7 euros la hora, poco más del salario mínimo de una empleada de hogar? ¿Estaría tranquilo si el taller le cobrara los repuestos por menos de la cuarta parte del precio de catálogo? El Ejército español trabaja con ofertas para mantener vehículos de combate como el RG-31, que cuestan 800.000 euros cada uno y están desplegados en zonas en guerra, como Malí o Irak, a precios más propios del mercado de la chatarra que de blindados de última generación.


Un blindado RG-31, en la base de Qala-i-Naw, Afganistán, en octubre de 2012.

El pasado 24 de enero se abrieron las ofertas del expediente de apoyo al mantenimiento de RG-31, un blindado diseñado para resistir ataques con artefactos explosivos improvisados (IED) del que España adquirió 110 unidades para proteger a sus tropas en Afganistán. El importe del acuerdo marco, que debe plasmarse en sucesivos contratos, suma 2,3 millones (sin IVA) hasta 2019 y una posible prórroga de dos años por 1,4.

Como argumentaba el coronel César Espíritu en un informe referido a otro concurso, “no se trata de la contratación del servicio de mantenimiento de un turismo, ni de un vehículo de transporte o entrenamiento, sino de un vehículo blindado de combate [...] Si las piezas de repuesto no cumplen los estándares de calidad exigidos, podrían provocar un accidente, riesgo que este órgano de contratación no está dispuesto a asumir”.

EL REPARTO DEL PASTEL DEL CENTAURO
El Ejército de Tierra adjudicó en marzo de 2016 el contrato de reparación de conjuntos y subconjuntos del Centauro (un blindado sobre ruedas con un cañón de 105 milímetros del que España adquirió 84 unidades y cuyo coste unitario ronda el millón de euros) por 1,5 millones a la empresa SDLE. Esta ganó el concurso al ofrecer una rebaja del 92,20% sobre la hora de trabajo, valorada en 35 euros. Es decir, ofertó a 2,73 euros la hora.
Parece difícil que se pueda hacer negocio con esa tarida pero, simultáneamente, SDLE ganó otro concurso, esta vez de piezas de repuesto para el Centauro, por 2,4 millones de euros. Ello fue posible porque la empresa fabricante del blindado, la italiana Iveco-Oto Melara, quedó excluida del concurso al no presentar toda la documentación exigida en el pliego. SDLE ofrecía solo un 1% de descuento sobre las tarifas de los repuestos, mientras que la firma COHEMO ofertó una rebaja del 5%, lo que la convertía en ganadora. Sin embargo, esta última retiró su oferta, tras haber sido admitida, por lo que SDLE se quedó como única opción y se llevó el contrato.
Meses después, en el verano de 2016, el Ejército de Tierra sacó un nuevo concurso de adquisición de repuestos del Centauro, con un presupuesto base de 218.605 euros. Esta vez COHEMO resultó adjudicataria, por un importe mayor al inicial: 468.604 euros.

El precio de salida era de 70 euros la hora de trabajo en el parque de mantenimiento de vehículos del Ejército en Córdoba (PCMRV 2), 90 euros en las unidades que tienen el RG-31 (lo que exige desplazarse a distintos lugares de España) y una dieta de 215 euros diarios por trabajar en zona de operaciones. Esta última incluye gastos de viaje, alojamiento, manutención y seguro en Mali, Líbano o Irak.

La empresa ganadora, ITE, ofertó una rebaja del 89% en la mano de obra; es decir, 7,7 euros por hora de trabajo en el centro de Córdoba, 9,9 en unidades militares y 23,65 euros de dieta por día en zona de guerra. No fue una excepción: la segunda clasificada, Casli-Cohemo ofreció 6,3 euros la hora; y la tercera, SDLE, 3,5 euros. Estas tres empresas se han llevado en los últimos años gran parte de los contratos de mantenimiento del Ejército reventando los precios.

El consejero delegado de ITE, Oven Martín Acedo, asegura que, aunque su oferta es muy ajustada, trabaja con un 15% de margen y que los números le salen porque sus empleados son capaces de realizar las tareas de mantenimiento en una tercera o cuarta parte del tiempo previsto. Admite que es imposible ir a Mali o Irak por menos de 24 euros diarios pero explica que “el descuento tenía que ser lineal y esa es una eventualidad que puede darse una o dos veces al año, o ninguna, por lo que no la consideramos económicamente”.

 Ofertas admitidas para el concurso de mantenimiento de los vehículos RG-31

Descuento en los repuestos


Fuentes del sector no lo ven tan claro: el mantenimiento lo regula el tempario, un protocolo del fabricante que fija las tareas a realizar y los tiempos necesarios para cada una. Acortarlos no es fácil; sobre todo si no se conoce el vehículo, como es el caso. “Es posible que no haya que ir a zona de guerra en un año, pero también que haya que hacerlo tres veces en un mes”, agregan.

Si ITE ha ganado no ha sido por tirar el precio de la mano de obra sino, sobre todo, por ofrecer un descuento del 69% en los repuestos. Oven Martín asegura que el tarifario —un catálogo de 682 repuestos con sus precios incluido en el pliego del concurso— está “muy inflado” y que es posible adquirir piezas mucho más baratas acudiendo directamente a quienes las fabrican.

Otras fuentes consideran que, salvo los que son comunes a otros vehículos, es imposible comprar recambios originales del RG-31 con una rebaja de ese calibre. Santa Bárbara Sistemas, que suministró los RG-31 al Ejército y los mantenía hasta ahora, ofertó un 10% de descuento.

Un portavoz del Ejército de Tierra explicó a EL PAÍS que aún no se ha adjudicado el mantenimiento de los RG-31 y que la Mesa de Contratación no elevará su propuesta hasta que reciba los informes técnicos. Subrayó que, tras la entrada en vigor de la Ley de Apoyo a los Emprendedores, ya no existe la baja temeraria, por lo que no se puede eliminar una oferta por barata. Lo que sí puede hacer el órgano de contratación es desechar la oferta ganadora si incluye “valores anormales o desproporcionados” que cuestionen su viabilidad, tras pedir informes técnicos.

“Tenemos las manos atadas por la ley, que obliga a elegir las ofertas más baratas”, se queja un mando del Ejército. “Si luego hay problemas, es muy complicado rescindir un contrato y, mientras tanto, la operatividad se resiente”. El objetivo de la ley de emprendedores era romper el círculo vicioso por el que solo las empresas con experiencia lograban nuevos contratos.

Controles y corruptelas

El mantenimiento del RG-31 aún no se ha adjudicado, pero en los últimos años se han adjudicado contratos para mantener vehículos de combate como el BMR o el Centauro con descuentos que rondan el 90% y precios de 4,04 y 2,73 euros por hora de trabajo. Si las adjudicaciones fueron correctas, entonces el pliego de condiciones debía estar mal hecho, pero nadie parece tomar nota, pues la distancia abismal entre el precio inicial y el final se repite en los nuevos concursos.

Los expertos admiten que las grandes empresas son más caras que las medianas y pequeñas, al cargar sus gastos generales, pero aún así consideran inexplicables estas tarifas.

El Ejercito tiene sistemas de control y seguimiento de los contratos que, en teoría, harían imposibles corruptelas que históricamente se han dado en sus centros de mantenimiento: el que trabajadores civiles de Defensa, o militares, trabajen para las empresas privadas en sus horas libres, o incluso en su jornada laboral; que en vez de piezas originales del fabricante se pongan réplicas o copias encargadas a un taller o que se saquen del propio stock de repuestos del Ejército.

Al margen de conductas irregulares, hay huecos en los pliegos que aprovechan las empresas: repuestos que no figuran en el tarifario y reparaciones que no están en el tempario. El precio de ambas es libre.

domingo, 19 de febrero de 2017

Ejército Argentino: B Ing 11



Batallón de Ingenieros 11
Por Sergio Toyos



Esta unidad es una muestra de la sucesión ininterrumpida de la presencia del arma de Ingenieros en la Patagonia Austral, particularmente en la zona caracterizada por la presencia de campos petrolíferos y yacimientos carboníferos. Esta, fue objeto de especial atención por parte de la Nación , llegándose a crear la Gobernación Militar de Comodoro Rivadavia. Dentro de ella, se desplegó hacia 1940 una gran unidad motorizada, denominada Agrupación Patagonia.

Estaba compuesta por destacamentos integrados de las distintas armas, que fueron destinados a distintas poblaciones de la costa atlántica sur. La primera unidad de Ingenieros en crearse, fue la Compañía de Zapadores Motorizados Patagonia, que sería el núcleo de un batallón que se formaría en 1944 en Comodoro Rivadavia. Este elemento fue la 1ª Compañía del 9º Batallón de Zapadores Motorizado. Dos años más tarde, se creó la 2º Compañía del mismo batallón, la que se asentó en Colonia Sarmiento.
El 2 de diciembre de 1948 se terminó de organizar el batallón, reuniéndose las dos compañías ya citadas, en Río Gallegos. Hasta entonces, los cuarteles y alojamientos empleados, fueron de circunstancias, y también, galpones y carpas.

En 1952, el batallón se disolvió, volviendo las compañías que lo integraban, a ocupar guarnición en Comodoro Rivadavia y Colonia Sarmiento. Pero en 1960, se recreó nuevamente el batallón sobre la base de las dos compañías preexistentes (ahora llamadas Nº 9 la de Colonia Sarmiento y Nº 10 la de Comodoro Rivadavia). El batallón se acondicionó en la guarnición de Río Gallegos.



Allí permaneció como avanzada sur del arma de Ingenieros, continuando con la instrucción de actividades que le son características tanto por misión, como por la zona en que se encontraba de guarnición. Es así como con la gran reorganización que se produjo en la Fuerza en el año 1964, el 9no Batallón de Ingenieros Motorizado, pasó a denominarse Batallón de Ingenieros de Combate 181, permaneciendo en los antiguos cuarteles de madera de Río Gallegos.



Su misión se consolidó entonces, a través de la recepción de materiales nuevos, con los que desplegó una gran actividad en apoyo de la comunidad, construyendo una gran extensión de caminos, realizando estudios topográficos y reforzando las actividades específicas de YCF y de YPF, mediante el empleo de equipos de gran rendimiento, de dotación del arma.




El Batallón de Ingenieros de Combate 181 permaneció en Río Gallegos, hasta que a fines de la década del '70, se construyeron cuarteles nuevos en la localidad de Comandante Piedrabuena, que servirían para trasladar parte de las unidades concentradas en aquella localidad. También, se creó la Brigada de Infantería Mecanizada XI, lo que obligó a desprender una subunidad del batallón, a fin de crear la Compañía de Ingenieros Mecanizada 11. Junto con esta creación, el núcleo del batallón se trasladó a Comandante Piedrabuena, manteniendo la numeración y denominación conocidas. Pero pasaría muy poco tiempo, para que se sucedieran nuevos cambios doctrinarios y estructurales en el arma, que motivaron la disolución de la Compañía de Ingenieros 11 y que el Batallón, pasara a cambiar de denominación. Se llamaría a partir de entonces, Batallón de Ingenieros 11, y apoyaría en forma directa a la Brigada Mecanizada XI. La disolución de la Compañía de Ingenieros Mecanizada 11, llevó a que parte de su personal y materiales se trasladaran al Batallón 11 y a la Compañía de Ingenieros Mecanizada 9, ubicada en Sarmiento desde años atrás, y que serviría para ser el núcleo de creación del Batallón de Ingenieros 9, orgánico de la Brigada Mecanizada IX, con asiento en Comodoro Rivadavia.



Todos estos cambios y reestructuraciones, sirvieron para que el arma de Ingenieros tuviera la presencia necesaria en esta región y poder prestar mejor apoyo a las brigadas mecanizadas estacionadas en nuestro lejano sur. Desde Comandante Piedrabuena, El Batallón de Ingenieros 11, en medio de condiciones climatológicas muy severas y enfrentando con sus medios de dotación, las características de un terreno y cursos de agua sumamente rápidos, continúa cumpliendo con su misión.




Nombre del Jefe: B Ing 11
Tcnl Ing D. NÉSTOR RAÚL SÁNCHEZ
Dirección postal: Av. Gregorio Ibañez s/n - 9303 COMANDANTE LUIS PIEDRABUENA
Teléfono: (02962) 497-128
E-mail: ingonce@yahoo.com.ar 




Fuente:
Soldados Digital