lunes, 18 de junio de 2018

Video: 15 Cosas que Debes Saber del FN FAL

domingo, 17 de junio de 2018

Australia quiere más UGV para su ejército

Más vehículos de tierra no tripulados para el ejército australiano



UGV de Praesidium Global

El siguiente paso del ejército australiano en el desarrollo y adquisición de robótica y sistemas autónomos para apoyar a los soldados australianos se dio a conocer hoy.

El Ministro de Defensa, el diputado Hon Christopher Pyne, confirmó que el Ejército australiano financiará la compra de cuatro vehículos terrestres no tripulados adicionales y accesorios de la empresa Praesidium Global de Queensland a un costo total de adquisición de $ 2 millones.

El ministro Pyne dijo que la compra era un excelente ejemplo de Defensa apoyando a la industria de defensa soberana de Australia.

"Estamos comprometidos a construir relaciones más sólidas con la industria de la defensa y fomentar nuevas tecnologías innovadoras", dijo el Ministro Pyne.

"Los vehículos terrestres no tripulados serán utilizados por el Ejército para apoyar una prueba de evaluación de usuario de 12 meses dentro del año fiscal 2018-19.



"Los vehículos terrestres no tripulados mejorarán la capacidad del ejército ayudando a nuestros soldados con una variedad de tareas de manipulación manual, como mover cargas pesadas y equipos de campo, y evacuaciones de bajas", dijo el Ministro Pyne.

"Durante el juicio, el Ejército continuará explorando la utilidad de la robótica y los sistemas autónomos y desarrollará una comprensión de cómo se pueden emplear mejor para apoyar a nuestros soldados".

Andrew Wallace MP, miembro federal de Fisher, donde se basa Praesidium Global, dijo que este contrato fue otra gran victoria para la creciente industria de defensa de Sunshine Coast.

"Sunshine Coast está emergiendo rápidamente como un centro de la industria de defensa australiana. He estado trabajando arduamente para apoyar este crecimiento con mi Iniciativa de Industria de Defensa de Pesca, colaborando estrechamente con empresas locales, incluido Praesidium Global. Estoy agradecido con el Ministro por su confianza en este innovador producto de defensa local, que ayudará a Australia a liderar el camino en robótica y sistemas autónomos ", dijo Wallace.

"Mis felicitaciones a David y al equipo de Praesidium Global. Espero trabajar con ellos y con nuestros otros negocios de la industria de defensa Sunshine Coast para aprovechar al máximo las oportunidades futuras creadas por la inversión sin precedentes del Gobierno de Turnbull ".

sábado, 16 de junio de 2018

Otokar presenta el TAM turco en París

Otokar estrena su tanque ligero en París




El peso bruto del vehículo de TULPAR es de 32 toneladas (potencial de crecimiento de hasta 42 toneladas)

Otokar, una empresa del grupo Koç, debutó con su tanque ligero TULPAR por primera vez en Eurosatory 2018, la feria de defensa más grande de Europa en París, Francia, entre el 11 y el 15 de junio. Dentro de su amplia gama de productos, Otokar también exhibirá sus vehículos blindados ARMA, COBRA II, KAYA II y COBRA con movilidad superior, así como protección balística y minera junto con sistemas de torreta.



El tanque ligero Otokar TULPAR se destaca por su movilidad, potencia de fuego y protección. El vehículo está integrado con la torreta de CMI 3105 Cockerill® con cargador automático, que es capaz de disparar todo tipo de munición de 105 mm de la OTAN y la pistola Falarick Lanzado antitanque guiado de misiles (GLATGM) con su arma mm tanque de alta presión de 105.



El sistema de control de tiro (FCS) con vistas estabilizadas de día / noche (imagen térmica) y lógica de disparo de coincidencia proporciona una alta probabilidad de golpe en primera ronda contra objetivos estáticos o móviles y la capacidad Hunter-Killer proporciona enfrentamientos de objetivos únicos y múltiples. La torreta CMI Cockerill® 3105 tiene una tripulación de dos hombres.

El TULPAR Light Tank ofrece una solución efectiva para misiones que requieren alto fuego y poder destructivo. Gracias a su movilidad superior, el TULPAR Light Tank puede operar en diversos terrenos donde los tanques de batalla principal no pueden servir debido a su peso y tamaño; como capacidades de puente o en áreas construidas.



El TULPAR está diseñado como una plataforma de vehículo multipropósito en lo que respecta a las necesidades de los usuarios de diversas misiones. El vehículo ofrece una plataforma ideal para el tanque ligero. Probado en las condiciones climáticas más duras y en los terrenos más desafiantes, el TULPAR presenta una tecnología de blindaje modular que se puede configurar y escalar de acuerdo con las amenazas y la mejor protección contra minas en su clase.

El TULPAR se puede integrar con sistemas de protección activa y tiene capacidad para alojar a 3 tripulantes (comandante, artillero y conductor) más 2 personas. Su sobresaliente sistema de soporte logístico integrado proporciona bajos costos de soporte de ciclo de vida.

Otokar

viernes, 15 de junio de 2018

Perros militares: Layka, una Mallinois de pura cepa

Layka, la perra heroína militar. 


A pesar de recibir 4 disparos por un AK-47 a quemarropa, ella todavía atacó y sometió al insurgente que estaba atacando a su controlador. Sobrevivió a una cirugía de 7 horas y recientemente recibió una medalla por su heroísmo.


jueves, 14 de junio de 2018

Pistolas: PY (Rusia)

Pistola semiautomática PY (Rusia)




La pistola Yarygin fue adoptada como el arma estándar de las fuerzas armadas rusas




Calibre 9x19 mm Parabellum, 7N21
Peso (vacío) 950 g
Longitud 198 mm
Longitud del barril 112 mm
Velocidad de boca 450 m / s
Capacidad de cargador 17, 18 balas
Campo de tiro 50 m
Rango de fuego efectivo ~ 50 m


   En 1993, el ejército ruso solicitó una nueva pistola para reemplazar al venerable Makarov. Este programa recibió el nombre clave de Grach (torre). El PY o "Pistolet Yarygina" fue diseñado por Vladimir Yarygin en la planta estatal de IZHMECH para cumplir con este requisito. El PY compitió contra varios otros diseños, para cumplir con el requisito del ejército ruso. Notablemente el Gyurza y ​​GSh-18. Finalmente, la pistola Yarygin fue seleccionada como ganadora. En 2003 fue adoptado por todas las ramas de las fuerzas armadas rusas como arma lateral estándar. En 2006 fue adoptado por las fuerzas de seguridad rusas. Sin embargo, no puede reemplazar completamente a las pistolas anteriores debido a problemas de financiación. En servicio se conoce bajo la designación PY. La designación de los fabricantes de esta pistola es MR-443 Grach.



   Esta pistola tiene cámaras para una munición de 9x19 mm. Puede disparar tanto las balas estándar de Parabellum de 9x19 mm, como la nueva rusa de perforación de armadura de alto poder 9x19 mm 7N21 rusa con núcleo de acero endurecido. Sin embargo, esta munición perforante no es compatible con las pistolas estándar de 9x19 mm. Como la presión de asomarse de la bala 7N21 es mucho más alta. También hay una bala 7N31-PBP que se puede usar con supresores de sonido.

   Vale la pena señalar que las pistolas soviéticas anteriores tenían cámara para munición Makarov de 9x18 mm, que era inferior a la munición occidental de 9x19 mm tanto en términos de penetración como de poder para detener a los hombres.

   Esta robusta pistola es convencional en diseño y tecnología. Tiene una construcción de acero. Sin embargo, se informó que hay algunos problemas con la calidad de construcción. Los niveles de calidad pueden variar de un lote a otro.



   El PY es un arma operada por corto retroceso. Internamente, es similar al checo CZ-75 y utiliza un estilo de bloqueo Browning Hi-Power modificado del cañón. La pistola PY tiene un gatillo de doble acción. Hay un interruptor de seguridad manual ambidiestro en ambos lados del marco.

   Esta pistola se alimenta de una revista de doble pila, que contiene 17 tiros. Desde 2004 se produce con nuevas cargadores, que tienen 18 tiros. El botón de liberación de un cargador se puede invertir fácilmente del lado izquierdo al derecho, según las preferencias del tirador.

   La pistola PY tiene miras de hierro fijas simples, ubicadas en un rango de 50 metros. El alcance del fuego efectivo es más o menos el mismo.



Variantes

MR-446 Viking. Es una versión de exportación del MP-443 Grach. No puede disparar la munición 7N21 rusa. De lo contrario, es idéntico. Se ha informado que el Viking está construido con estándares de calidad más altos que la versión militar rusa. El Viking está disponible con marco de acero o polímero. Esta pistola puede equiparse con un soporte de riel Picatinny desmontable para varios accesorios, como punteros láser y linternas tácticas. Se ha exportado a Kazajstán y posiblemente a otros países;
MR-446S Viking es una versión civil con capacidad para una revista de 10 tiros. Se vende bajo la marca Baikal.



Military Today

miércoles, 13 de junio de 2018

Tiro Defensivo: Comparando calibres de pistolas

Comparando el 9 Para, el .40 S&W y el .45 ACP
Sus pro y sus contras
por Rolando Mendez

Nadie podrá negar que un Ferrari es un auto deportivo excelente y una obra de arte de la ingeniería mecánica. Pero por mas maravillosa que sea, un Ferrari es bastante obsoleto si lo utilizamos como medio para hacer turismo aventura por caminos intransitables. Sería mas aconsejable utilizar una camioneta de tracción integral, que aunque no posea la calidad ni el refinamiento de la coupe italiana se adaptará mejor al propósito que buscamos.

Con la cartuchería pasa lo mismo. Veamos: ¿Utilizaría el .22 Long Rifle para la caza de antílopes en montaña? ¿Utilizaría el .458 Winchester Magnum para la caza de la vizcacha?



A pesar que conozco gente que me respondería a esta última pregunta con un categórico sí, y hasta me aseguraría que cuando un animalito de estos recibe el tiro ya queda listo al escabeche con papas, lo que quiero afirmar es que cada calibre se diseña teniendo en mente un uso especifico, o sea se adaptara mejor a un fin que a otros. Esto no significa que en otros roles el cartucho en cuestión no pueda cumplir una aceptable o hasta excelente performance, pero probablemente sea una casualidad no buscada al momento de diseñarse.

La idea de este articulo es enfocar la atención en tres cartuchos de arma corta, que están diseñados para funciones similares y compararlos en sus prestaciones entre sí.

No es caprichoso el término "funciones similares" utilizado anteriormente, ya que dos de estos cartuchos fueron creados para actuar en condiciones idénticas, el campo de combate militar, mientras que el ultimo de ellos esta pensado para el combate urbano, aunque también podría utilizarse como cartucho de uso militar.

Dos de ellos rondan el siglo de vida, mientras que el restante fue presentado al mercado mundial unos catorce años atrás.

Estos tres cartuchos son, de menor a mayor diámetro, el 9 Parabellum, el .40 Smith & Wesson y el .45 ACP.

Encararé esta comparación teniendo en mente un uso especifico: el del combate urbano para fuerzas de seguridad y la defensa personal por parte de civiles.

Considero apropiado aclarar cual será el rol en que pienso evaluar a estos cartuchos, ya que, si bien comparte muchas características con otro tipo de combates, el combate urbano posee características propias que lo diferencian.

Y tanto el cartucho como el arma que se utilizara, en definitiva el sistema de armas, deberá adaptarse a esas particulares circunstancias.

Me gustaría enunciar algunas diferencias entre el combate urbano y el militar, como para establecer las bases para el análisis

Distancias de tiro 
En general, las distancias de tiro en el combate urbano son mucho menores que en el terreno militar. Esto no es una afirmación categórica como así tampoco inamovible, ya que si las distancias en un combate militar, nunca colocaran a dos enemigos frente a frente, no tendrían sentido las bayonetas. Pero el combate urbano se desarrolla en un terreno que no es campo abierto. Allí pueden presentarse casas, autos, muros, etc con mucha mayor asiduidad que en el combate militar.

Terreno propio - Terreno enemigo 
Yo defino a este término como el conocimiento por parte del combatiente de la zona propia que ocupa el mismo y sus compañeros, de la zona en poder del oponente. Esto significa que todo lo que un soldado tenga delante del en terreno no propio, puede considerarse enemigo y por lo tanto puede ser batido con las armas disponibles. En el terreno urbano no existen frentes definidos. Nuestro oponente puede encontrarse y aparecer desde cualquier posición.

Enemigo - No enemigo 
En el terreno militar se supone que todo aquello que se acerca desde el terreno enemigo, es enemigo. Esto ha causado a lo largo del tiempo muchas bajas por fuego propio. En lo que respecta al combate urbano, como no hay frentes establecidos no puede asumirse que todo lo que se aparece al frente es enemigo. Además, el combate urbano es un terreno en donde enemigos y civiles indefensos pueden encontrarse en un mismo escenario, por lo tanto es necesario discernir antes de disparar para evitar desgracias.

Balística Terminal distinta 
En el terreno militar, partiendo de la base que todo lo que se encuentra al frente es enemigo, no interesa demasiado la capacidad de penetración de la munición usada. Si un enemigo es atravesado por un disparo y el proyectil continua su camino con suficiente poder para abatir otro blanco, mejor aún. En el terreno urbano la cosa cambia ya que detrás de nuestro blanco puede encontrarse gente inocente que puede ser afectada por la sobre penetración de un cartucho.

Tácticas distintas 
En el terreno militar, la toma de un objetivo generalmente se realiza a través del uso de potencia de fuego y saturación del blanco. Esto comprende el uso de artillería, ametralladoras de fuego sostenido, granadas, misiles, etc. Y termina con el fuego del arma individual del soldado que toma la posición. Esto es impracticable en combate urbano, porque lo que se busca es neutralizar únicamente al enemigo causando la menor cantidad de daños físicos y materiales a terceros inocentes que puedan encontrarse en la misma área.

Se podrían establecer mas diferencias entre los dos tipos de combates, pero como este articulo no está dedicado a la táctica, sino a una comparación de cartuchos, estas diferencias solo las menciono para establecer una base de comparación.

Teniendo en cuenta lo arriba expresado, definiría al cartucho ideal para el combate urbano y la defensa personal, a aquel que reúna las siguientes características ideales:

  • Energía necesaria para poner fuera de combate a un ser humano con un solo disparo. 
  • Capacidad para entregar toda su energía sobre el blanco. 
  • Capacidad para atravesar obstáculos que se interpongan entre el origen del disparo y el blanco, sin sufrir alteraciones en la trayectoria o cambios de dirección 
  • Ante el choque con paredes, ramas, etc, que se desintegre sin rebotar. 
  • Poseer un alcance efectivo reducido, estando en el orden de los cincuenta metros.
Diseñar un cartucho que cumpla con estas características, aún es imposible. Ninguno de los ítems arriba enumerados puede ser cumplido completamente por ningún diseño de cartucho humano. Es por ello que se diseñan cartuchos especiales que cuentan con determinadas características y pueden ser usados en situaciones puntuales, mientras que no serán los adecuados para otras.

Analizando las prestaciones
Detallare las prestaciones de los tres cartuchos, en su versión estándar, aquella que es la mas común y utilizada a diario por la mayoría de los tiradores:

Cartucho 9 Parabellum; 9 Para, 9 Luger, 9 x 19 mm
Largo máximo de vaina: 19.15 mm
Diámetro máximo de vaina: 10.01 mm
Largo máximo del cartucho terminado: 29.70 mm
Diámetro de Punta: .355" (9.02 mm)
Rango de pesos de punta: 90 - 158 grains (5.83 - 10.23 gramos)
Peso de Punta mas común: 124 grains (8.03 gramos)
Velocidad de punta (124 grains): 1200 p/s
Energía de la carga anterior: 396 l/p
Rango aprox. de velocidades (158 - 90 grains): 900 - 1300 p/s
Presión máxima de trabajo: 35000 psi
Retroceso (*): Moderado - bajo

Cartucho .40 Smith & Wesson 
Largo máximo de vaina: 21.59 mm
Diámetro máximo de vaina: 10.77 mm
Largo máximo del cartucho terminado: 28.82 mm
Diámetro de Punta: .400" (10.16 mm)
Rango de pesos de punta: 135 - 200 grains (8.74 - 12.96 gramos)
Peso de Punta mas común: 180 grains (11.66 gramos)
Velocidad de punta (180 grains): 970 p/s
Energía de la carga anterior: 376 l/p
Rango apro. de velocidades (135 - 200 grains): 1250 - 900 p/s
Presión máxima de trabajo: 35000 psi
Retroceso (*): Moderado

Cartucho .45 ACP, .45 Automatic Cardtrige Pistol, .45 Auto
Largo máximo de vaina: 22.81 mm
Diámetro máximo de vaina: 12.19 mm
Largo máximo del cartucho terminado: 32.38 mm
Diámetro de Punta: .451" (11.43 mm)
Rango de pesos de punta: 155 - 260 grains (10.04 - 16.85 gramos)
Peso de Punta mas común: 230 grains (14.90 gramos)
Velocidad de punta (230 grains): 850 p/s
Energía de la carga anterior: 369 l/p
Rango aprox. de velocidades (155 - 260 grains): 1250 - 800 p/s
Presión máxima de trabajo: 21000 psi
Retroceso (*): Alto

* Si bien la sensación de retroceso difiere de tirador a tirador, la mayoría de aquellos que han utilizado los tres cartuchos tienden a coincidir en la calificación que se enuncia en esta reseña.


Comparando los datos con el ideal:
Tomando como base a lo ideal que se espera de un cartucho para cumplir con los requisitos en un combate urbano, analizare punto por punto a los tres cartuchos en cuestión:

Energía necesaria para poner fuera de combate a un ser humano con un solo disparo.

9 Para; .40 S&W; .45 ACP:
Sin dudas, la energía pura que desarrollan estos cartuchos es suficiente para detener a un humano. Si se toma como base a las 200 l/p que desarrollan cartuchos como el .380 ACP o el .38 S&W Special, las casi 400 l/p del 9 son mas que suficientes. En el caso de los dos calibres restantes, si bien la energía es menor, igual cumplen sobradamente con los valores necesarios.

Capacidad para entregar toda su energía sobre el blanco. 

9 Para:
Acá empezamos a tener diferencias entre los tres desarrollos. A Iguales características de puntas, este cartucho es el que posee la menor sección y la mayor velocidad de los tres. Siempre ha demostrado excelentes cualidades de penetración. Es por lejos el que mejor balística exterior de los tres posee, y también es el que utiliza la energía para perforar, en detrimento de entregarla en el blanco.

.40 S&W:
De mayor sección y peso que el anterior y por poseer un diseño de punta de frente chato, las puntas totalmente encamisadas de este cartucho actúan entregando mayor cantidad de energía que el 9mm sobre el blanco batido.

.45 ACP:
Es el que mayor masa y sección de los tres cartuchos posee. Su punta totalmente encamisada ha demostrado ser la que mayor energía entrega sobre el blanco de los tres en cuestión. Claro está, siempre que los diseños sean los mismos.

Capacidad para atravesar obstáculos que se interpongan entre el origen del disparo y el blanco, sin sufrir alteraciones en la trayectoria o cambios de dirección. 

9 Para:
Como dije antes, este cartucho es el que goza de mayor poder de penetración. Esto es una ventaja relativa, ya que es importante que en combate urbano un cartucho pueda atravesar un parabrisas, puertas de madera, etc. pero creo que esta característica del 9 mm le confiere un excesivo poder de penetración para los materiales que habitualmente pueden encontrarse en una ciudad.

.40 S&W:
De menor poder de penetración que el anterior, aun mantiene el suficiente como para ser eficaz cuando se trata de perforar los materiales que habitualmente se encuentran en una urbe.

.45 ACP:
Si bien la mayor masa de su punta trae aparejado mayor inercia, la baja velocidad y la gran sección actúan como frenos para esta punta casi con forma de esfera. Por lo tanto, de los tres, este cartucho es el que menos poder de penetración posee, aunque es suficiente para el fin buscado.

Ante el choque con paredes, ramas, etc, se desintegre sin rebotar. 
Es de hacer notar, que la capacidad de desintegrarse de una punta es una característica muy difícil de lograr para cualquier diseñador. Puede lograrse, pero a costa de perjudicar el desempeño de esa munición en otros rubros, como puede ser la penetración o entrega de energía sobre un blanco.

9 Para:
Las mismas cualidades que le otorgan gran poder de penetración le juegan en contra cuando se trata de desintegrarse contra blancos u obstáculos que no pueden ser atravesados. En estos casos, el comportamiento de la punta es el de desviarse y continuar una trayectoria totalmente errática, pero con suficiente poder como para causar daños.

.40 S&W:
Si bien actúa de manera similar al anterior, su mayor masa y sección, unido a su menor velocidad hace que la posibilidad de cambiar de rumbo con la energía suficiente como para provocar accidentes sea menor.

.45 ACP:
Aquí nos encontramos con una punta que une las características mencionadas para el .40, sumado al hecho de que la mayor masa e inercia hacen que la punta no pierda su dirección tan fácilmente como lo haría el 9. Por lo tanto, es el que mejor se comportara de los tres en situaciones similares.

Poseer un alcance efectivo reducido. Estando en el orden de los cincuenta metros. 

Al igual que con la característica anterior, ésta también es difícil de lograr, y en la mayoría de los casos se trata de encontrar una suerte de compromiso entre alcance reducido y poca perdida de prestaciones. De todas maneras, estos cartuchos disparados desde un arma corta, por diseño del sistema de armas, no cuentan con un largo alcance efectivo. Esto no significa que en distancias mayores a las usuales no puedan causar serios daños o muerte. Al limitar su alcance, esto es lo que se trata de evitar.

9 Para:
De los tres, lejos es el que mejor balística exterior posee. La alta velocidad y el buen perfil de su punta le confieren una excelente trayectoria. Desgraciadamente, disparado desde armas de puño, estas características no le confieren grandes ventajas con relación a los otros dos cartuchos.

.40 S&W:
Sin tener las cualidades de balística exterior del anterior, su alcance efectivo es similar, ya que disparado desde armas de similar diseño, no muestra perdidas apreciables en relación a sus menores propiedades de vuelo.

.45ACP:
Debido a su baja velocidad, su punta mas pesada y su falta de aerodinámica, este cartucho es el que peor balística exterior posee. Pero para el alcance efectivo de cincuenta metros que se busca, es más que suficiente.



Consideraciones personales:
Antes de comenzar con mi personal consideración acerca de estos tres calibres para el uso policial y civil para defensa creo conveniente reiterar cuales son los tipos de munición que estuvieron en mi mente a la hora de escribir lo anterior.

Esta es la versión mas común y la que mas fácilmente puede conseguirse en nuestro país. Además es la única permitida por nuestra legislación para ser utilizada con el fin de la defensa. Me refiero a aquella que posee puntas totalmente encamisadas, indeformables (o lo menos deformable posible).

Con otro tipo de puntas, el comportamiento de las mismas puede variar radicalmente en cuanto a su performance y todo lo aquí expuesto bien puede no cumplirse, pero al día de hoy nuestra legislación solo permite el uso de la misma con el fin de practicar tiro deportivo o bien para la caza.

Para el que lea esto bien puede estar de acuerdo o no con nuestra legislación, pero lo cierto es que, guste o no, la misma es la que rige actualmente y su texto no deja lugar a diferentes interpretaciones.

Al comienzo de este artículo mencioné que dos de estos cartuchos son centenarios; se trata del 9 Para y del .45 ACP. Ambos fueron desarrollados con la mente puesta en el campo de batalla militar, mientras que el .40 S&W que es el diseño mas moderno, se diseño como arma para el uso por parte de fuerzas de seguridad y defensa civil.
Por otro lado, las hipótesis de conflicto que se le pueden presentar a un miembro de una fuerza de seguridad son diferentes a las de un civil que es víctima de un acto delictivo. Y cada calibre de los aquí mencionados posee virtudes y defectos que los hace mas aptos que los demás para el uso por parte de un civil o de un funcionario policial.

Si comparamos brevemente las situaciones que se les puede presentar a un civil y a un policía, veremos que existen diferencias notables en cuanto al accionar que deberá tener cada uno de ellos, y por ende el uso de un sistema de armas exigirá que esta se adapten lo mejor posible a cada situación en particular. Veamos:

Un funcionario policial tiene la obligación de intervenir cuando advierte que se esta cometiendo un ilícito. Tal vez este solo o con poco apoyo. En caso de que necesite reprimir un delito, es recomendable que posea un arma con un buen volumen de fuego, el que administrado correctamente, será más efectivo ante una prolongada actuación.

Un civil no tiene la obligación de intervenir en situaciones como las arriba mencionadas, porque para eso están las fuerzas de seguridad. El arma que el civil utilice para su defensa no necesariamente debe tener alto volumen de fuego, ya que el civil por lo general usara su arma ante una amenaza puntual hacia si mismo o hacia su familia. La mayoría de estas situaciones son muy rápidas, definiéndose para bien o para mal en muy poco tiempo y con una cantidad pequeña de disparos.

Una mas que importante cuestión que las fuerzas de seguridad tienen en cuenta es el costo económico que debe soportar para dotar a sus fuerzas del armamento adecuado. Es por ello que el sistema de armas adoptado, deberá ser el que se acerque mas al ideal que se pueda pagar.

Un civil, no tiene este inconveniente logístico. Adquirirá el mejor sistema de armas dentro de sus posibilidades económicas, pero no tendrá en cuenta el gasto de mantenimiento o el costo de la munición de la misma manera que lo hace una institución de seguridad.

Entonces: ¿Cuál es el mejor?

El 9 Para en Fuerzas de Seguridad: 
El principal atractivo de este cartucho esta en su economía, ya que es el menos costoso de los tres. Además, este cartucho junto al .22 LR, es quien goza del mayor número de diseños de armas de puño y subfusiles.
Todos conocemos que nuestras fuerzas de seguridad han adoptado al 9 Para como cartucho reglamentario. Disparado desde diferentes armas, este cartucho está desde hace bastante tiempo acompañando al uniformado. Aun es resistido por bastante personal de todas las fuerzas, ya que lo encuentran poco efectivo a la hora de detener a un delincuente.
Hablan de perforación, pero no de detención. Y tienen toda la razón. Años atrás se trato de paliar esta particularidad del cartucho con el uso de munición subsónica, con puntas pesadas, pero no resulto ser una solución efectiva.
Otro punto a favor es la capacidad de contener munición de las armas que lo disparan, llegando a casos en que un arma puede almacenar mas de 20 cartuchos.
Pero esta supuesta ventaja en manos de gente entrenada, como deberían ser todos aquellos funcionarios de seguridad, se convierte en un peligro cuando llega el momento de que una persona sin suficiente entrenamiento la administre. Y mal que nos pese, una gran parte de los funcionarios policiales no poseen el entrenamiento básico, ni la ejercitación periódica correspondiente, ni la preparación mental necesaria ante situaciones de alto peligro como las que deben enfrentar.
Esto hace que el alto volumen de una nueve se convierta en un peligro para los terceros inocentes que puedan encontrarse en una situación delictiva.

El 9 para en manos de civiles: 
La mismas ventajas en cuanto a variedad y economía de las armas y munición 9 para también son un punto a favor de estos sistemas en manos de los civiles.
Sin embargo, ya que la mayoría de las situaciones que este afrontara se producirán de repente, sin aviso previo, por sorpresa, con un agresor que se encontrara a corta distancia y al que habrá que neutralizar de la manera mas rápida posible, no será estrictamente necesario tener cargadores de alta capacidad, ya que la gran mayoría de estos encuentros se resuelven cuando mucho en 4 o 5 disparos.
Las mismas falencias en cuanto a poder de detención que critican los funcionarios policiales se aplica a la legitima defensa de un civil. La excesiva penetración de este cartucho atenta contra la entrega necesaria de energía en un agresor y se hace necesario colocar mayor cantidad de impactos, con lo que aumenta el riesgo de que personas inocentes reciban algún disparo desviado.

El .40 S&W en Fuerzas de Seguridad: 
La información sobre el desempeño de este cartucho en manos de funcionarios de seguridad, se limita a la que nos llega de América del Norte, lugar en donde varias policías lo han adoptado. Se habla de muy buenos resultados a la hora de detener a un agresor, de armas con una potencia de fuego muy buena, y mejores resultados obtenidos respecto al desempeño del 9 Para.
Sin embargo, es necesario poner las cosas en su lugar. En los Estados Unidos esta prohibido el uso para defensa de munición totalmente encamisada, exactamente todo lo contrario a nuestra legislación. Por lo tanto, los resultados obtenidos en el norte probablemente difieran de manera notable aquí. En segundo lugar, el entrenamiento de los funcionarios de seguridad de nuestro vecino del norte también es muy diferente al de nuestras fuerzas.
Y con armas un tanto mas difíciles de dominar por su mayor retroceso, y con una potencia de fuego levemente inferior a las 9, pero aún así alta, tal vez sean mayores las desgracias para los bienes o terceros que se vean afectados.
En relación al poder de incapacitación, este es mayor con respecto al 9 parabellum, merced a su punta de mayor sección, diámetro y peso. En nuestro país, la relación de costos le juega en contra al compararlo con nuestro calibre reglamentario.
Además estimo que el mantenimiento del lote de armas en este calibre sería más oneroso para cualquier institución armada. Y si bien no poseo números concretos, ni pruebas irrefutables de lo que trato de afirmar, a lo largo de mis años de tirador he visto romperse algunas armas, pero al hacer un recuento exhaustivo, encuentro que el 90 % de las armas que se rompieron delante mío son de este calibre. (.40 S&W)
Si bien creo tener una explicación de ello, no es mi intención entrar en detalles sobre el porque en este articulo. Quien desee saberlo, puede escribirme al consultorio para que se lo explique.

El .40 S&W en manos de civiles: 
De mejores características balísticas terminales que el 9 Luger, este cartucho combina la posibilidad de utilizar armas con un similar tamaño pero con un punta mas contundente en cuanto a poder de detención. Los cargadores de las armas de este calibre proveen de menor potencia de fuego, aunque sigue siendo mas de la necesaria para la generalidad de las situaciones de defensa en que un civil se vea afectado.
Tal vez el punto negativo, sea el mayor retroceso que se genera, pero esto no es nada que no pueda manejarse con el adecuado entrenamiento y conocimiento por parte de un usuario responsable.

El .45 ACP en Fuerzas de Seguridad: 
Durante mucho tiempo, este cartucho sirvió en instituciones policiales junto a excelentes modelos de armas. Su punta pesada y de baja velocidad ha demostrado que entrega la necesaria energía en un cuerpo como para abatirlo limpiamente de un disparo.
Hoy en día es un cartucho mucho más caro que el 9 Para y de similar o mayor costo al .40 S&W. Ese tal vez sea el punto que más lo relegó con relación a sus competidores. Las dimensiones del cartucho conspiran para obtener armas relativamente pequeñas, sin afectar la cantidad de munición que estas pueden contener.
Un funcionario policial no tendrá muchos problemas en portar una voluminosa .45 porque no tiene la necesidad de llevar oculta su arma, pero es una realidad que a igual tamaño de armas, una 45 tendrá un volumen de fuego inferior que las armas de los dos restantes calibres, llegando esta diferencia en ciertos casos a tres veces menos.
Tal vez esto que puede parecer una contra, no lo sea tanto en manos de tiradores correctamente entrenados (como todos los integrantes de fuerzas de seguridad deberían ser) y hasta podría ser beneficioso en cierto punto, ya que el tirador deberá extremar los recaudos para obtener el mayor rendimiento de su sistema de armas, en lugar de generar una lluvia de disparos que puedan afectar a terceros inocentes o sus bienes.
La tecnología nos ha provisto de armas en este calibre que, si bien nunca alcanzan la capacidad de carga de una 9, superan ampliamente el volumen de fuego de las viejas 45. Sin embargo el alto costo de estas armas en relación a las demás conspira contra alguna consideración institucional a la hora de adquirirlas en cantidad. Y es justo reconocer que una 45 de alta capacidad puede ser muy incomoda de manejar por manos pequeñas o femeninas.

El .45 ACP en manos de civiles: 
Con menores consideraciones económicas que respetar, sin la necesidad de contar con un alto volumen de fuego, por ser el cartucho que de los tres entrega mayor energía sobre un blanco, considero que este es el mejor cartucho que un civil puede utilizar para su defensa. En armas modernas de tamaño compacto, los seis o siete cartuchos que estas contienen son suficientes para la mayoría de las situaciones que se nos presenten. La formula " gran diámetro + gran peso + velocidad moderada = buen poder de detención" ha sido durante muchísimo tiempo la base sobre la que ejércitos, policía y civiles se han basado para defenderse.
El punto en contra que le encuentro puede ser su retroceso, que es el mas alto de los tres cartuchos. Pero al igual que el .40, este no es inmanejable en manos de usuarios perfectamente entrenados. El tema de la tremenda patada del .45 tiene mucho de mito, al igual que aquel mito que nos enseñan desde Hollywood, en donde los malos que reciben un disparo de .45 vuelan tres metros por el aire. Por el principio físico de acción y reacción, si al impactar a nuestro blanco lo hiciéramos volar a tal distancia, nos pasaría lo mismo a nosotros al efectuar el disparo, y eso no lo vi nunca.

Para ir terminando
Cada uno de los cartuchos aquí analizados tienen sus pro y contras en materia de combate urbano y defensa personal. Ninguno es perfecto para todo, simplemente porque aun no se ha inventado el cartucho que lo sea.
De los tres, el 9 parabellum es el que mejor cumple con las exigencias que le impone un campo de combate militar, pero presenta ciertos puntos oscuros en el terreno urbano, principalmente su alta penetración y poca entrega de energía en el blanco.
El .40 S&W cumple muy bien con los requisitos que se le piden a un cartucho para defensa y combate urbano, pero me gustaría no ver tantas armas inutilizadas o destruidas.
El .45 ACP, a pesar de ser el cartucho que menor energía pura genera de los tres, ha demostrado mayor capacidad de entregarla sobre un blanco que los dos cartuchos anteriores. Su mayor costo económico, hizo que perdiera terreno y quedara relegado.
Quisiera finalizar este artículo con una afirmación que es muy obvia, pero también muy ignorada. Ni el mejor calibre de defensa es suficiente para repeler cualquier agresión. Solo es el ultimo recurso, cuando ya no tenemos otra cosa que hacer. Para un civil, la mejor defensa es tratar de evitar todo problema, y agotar los medios que se tengan para evitar el uso de un arma.
Si no nos queda otra, no aprendamos a usar el arma cuando tenemos el problema encima. Por lo tanto la practica continua, responsable y adecuada en evitar problemas y el entrenamiento continuo hasta que actuemos por reflejo al usar un arma de fuego es la mejor manera de defendernos.

Rolando Mendez
Full Aventura


martes, 12 de junio de 2018

Subfusiles: Tipo 79/85 (China)

Metralleta Tipo 79, 7,62 mm

Metralleta Tipo 85, 7,62 mm





La Tipo 79 es la subametralladora indígena de primera generación equipada por los militares chinos, la seguridad y los servicios policiales. La ametralladora fue clasificada como tipo en 1979 y entró en producción en masa en 1983.

La Tipo 79 está ampliamente equipado por las unidades de operaciones aéreas, exploradoras y especiales del EPL, así como por la Policía Armada Popular (PAP) y los Servicios Policiales.

La Tipo 79 dispara balas de pistola en modo automático o semiautomático. El arma funciona con retroceso, con una culata plegable. La configuración básica de esta ametralladora proporciona un tamaño ideal, peso y capacidad (en términos de precisión, letalidad, fiabilidad, etc.) de armas de combate cuerpo a cuerpo (CQB).


Tipo 79 equipado con linterna táctica e indicador láser



Tipo 79 actualizado

El Type 85 es una variante mejorada derivada del tipo 79. El grupo de portadores de barril y perno está especialmente diseñado para reducir el sonido de la cocción. El arma es ideal para la batalla de cuartos cerrados (CQB). También hay variante suprimida y versión de 5.8 mm de esta ametralladora.



Metralleta tipo 85, 7,62 mm



ESPECIFICACIONES


Tipo 79
Tipo 85
(7.62 mm)
Tipo 85
(5.8 mm)
Longitud (culata extendida):740 mm869 mm682 mm
Longitud (culata plegada):470 mm634 mm444 mm
Peso:1.9 kg2.5 kg1.95 kg
Diámetro de boca:7.62 mm7.62 mm5.8 mm
Alcance efectivo máximo:200 m200 m200 m
Velocidad de boca:N/A300 m/s500 m/s
Tasa de disparon:N/AN/AN/A
Capacidad del cargador:20 tiros30 tiros30 tiros


Sinodefence (c)